Árboles y cítricos ayudan en enfermedades mentales

Cuantas personas han visto sus vidas cambiadas a raíz de esta pandemia que ya sufrimos hace más de un año. Lo que para una persona es insignificante como estar encerrado en su domicilio por ley, para a otra le puede suponer una terrible enfermedad mental. Y esto no es ninguna broma.

En estos momentos no podemos plantearnos un final a esta pandemia, en estos momentos estamos conviviendo con ella como podemos, y esto no lo hace los únicamente el país esto es una situación donde estamos todo el planeta inmersos, y en mi modesta opinión no se avista ningún final.

Con la llegada de la Covid-19 en muchas personas ha traído comportamientos más que obsesivos, y no lo pueden remediar.

Antes de la pandemia la Organización Mundial de la Salud decía que antes del 2030 las enfermedades mentales serán la primera causa de enfermedad y parece que nos estamos adelantando en diez años a estos pronósticos, ya que antes de la pandemia entre el 50% y 60% de la población ya presentaba patologías mentales por unas y otras causas. La pregunta actual seria cual será el impacto socio económico de la salud mental en el futuro?. Se ha hecho algún estudio?.

Cual será la ola de la salud mental?, ya que llegar llegará. La salud mental en este país aún sigue siendo aún una asignatura pendiente con pocos profesionales para poder atender tantos problemas de todo tipo.

Debemos aprender a empatizar con estas personas, y mi sugerencia es que si sufres algún tipo de enfermedad de estas, intenta hacer alguna cosita diaria que te llene, y que te deje satisifecho/a. En el momento que puedas conseguir olvidar tus problemas un rato por pequeño que sea estarás en el camino de la sanación.

Es ahí en este punto donde podemos intentar cambiar hábitos como dedicarnos al cultivar nuestro árbol frutal cítrico o cualquier cultivo en balcones, jardines y terrazas. Cada vez proliferan más los huertos urbanos en las ciudades y esto solo es el principio.

La satisfacción que te llenará en el momento que recolectes tus frutas o verduras, ya que son tuyas las mejores y sinceramente por estas pequeñas cosas merece la pena la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *